Saltar al contenido

Etiqueta: estudio

Capacidad de atención y concentración en el confinamiento

Todos disponemos de capacidad de atención para centrarnos una misma tarea durante un determinado tiempo. Este tiempo varía según nuestra concentración. Lo que sí está claro es que ¡¡no podemos estar concentrados infinitamente!!.

Seguramente hayamos experimentado estos días que nuestras capacidades de concentración y de atención no son las mismas: las nuestras y las de nuestros hijos. ¿Y esto porque ocurre?.

Durante este periodo de confinamiento, pasamos los días rodeados del mismo entorno físico por lo que, nuestra capacidad de prestar atención se puede ver afectada, y nuestra concentración se agota antes.

Por este motivo es importante que, dentro de nuestro alcance, aprovechemos las alternativas que tenemos.

Consejos para mejorar la capacidad de atención en los menores

  • Diferenciar bien la zona de trabajo/estudio y la de ocio: este punto siempre ha sido importante, pero ahora más que nunca, si pasamos muchas horas viendo continuamente los mismos estímulos, nuestro cerebro se agota más fácilmente.
  • Hacer descansos de calidad: levantarse de la silla cada 40-60 minutos, salir de la zona de trabajo/estudio, darse un paseo por la casa y si tenemos terraza o jardín, salir a estirarnos y a realizar los descansos al exterior.
  • Salir a la calle/jardín: nuestra visión se está viendo obligada a mirar objetos y situaciones a distancias cercanas, donde solo entran en juego las funciones de convergencia y acomodación visual.
    En condiciones normales, no estamos acostumbrados a forzar tanto la visión. Para que la calidad atencional sea óptima, debemos salir al exterior y mirar al horizonte, de manera que nuestra agudeza visual y la mirada periférica trabajen y podamos retomar la tarea con la máxima calidad.
  • Realizar alguna tarea novedosa: acometer cosas diferentes y variadas, hace que cuando tengamos que retomar las tareas del colegio o trabajo, nuestro cerebro haya descansado y nuestra capacidad de concentración aumentado.
  • No abusar de los dispositivos electrónicos: antes luchábamos porque nuestros hijos no pasaran tanto tiempo con ellos, y ahora se han convertido en un gran aliado para poder continuar con muchas de las anteriores rutinas y mantener el contacto social.
    Por ello, es muy importante dejar los dispositivos fuera en nuestros momentos de ocio: realizar tareas que no tengan que ver con la tecnología, no usarlos en los momentos que estamos en familia, dejar el móvil fuera de la habitación por la noche e incluso, si fuera posible, el ordenador.

Además, las emociones y los pensamientos por las situaciones que estamos viviendo, pueden interrumpir en nuestra mente y hacer más difícil la tarea de atender y poder rendir como quisiéramos.

Por eso, estas pequeñas alternativas, pueden ayudarnos a despejar la mente y seguir adelante con nuestro día a día.

¡La vuelta al cole!

Después de dos meses y medio donde los niños han disfrutado de mucho tiempo libre, lleno de juegos y diversión, sin horarios; ¡llegó septiembre! y con ello la vuelta al cole y su rutina diaria: madrugones, exámenes, proyectos, extraescolares… en definitiva, ¡comienza una nueva etapa!

Hay que adaptarse a un nuevo curso, nuevos profesores, tal vez algún compañero nuevo o cambio de centro. ¡Se presenta un momento de muchas novedades! Todo esto puede generar cierto nerviosismo, puede que cierto “bajón anímico”, más cansancio e, incluso, cierta irritabilidad. Lo que podríamos denominar un “síndrome postvacacional” por el que también los padres pasan. Es un proceso normal. Los niños son muy adaptables, pero hay que ayudarles a readaptarse a esta rutina con calma e ilusión. ¿Cómo podemos hacerlo?:

  • Destacar el lado positivo de la vuelta al colegio: ver a sus amigos, retomar las clases extraescolares, …
  • Explicar qué se van a encontrar en esta nueva etapa, esto les proporciona seguridad.
  • Mostrar optimismo ante la nueva etapa que va a empezar y señalar sus puntos fuertes para llevar a cabo los nuevos retos a los que se va a enfrentar.
  • Hacer de modelos: reincorporarse al trabajo con ganas e ilusión, sin quejas, hará que ellos vean el proceso más fácil.
  • Contar alguna anécdota de cuando fue al colegio.
  • Utilizar la escucha activa para que cuente cómo se siente y qué cosas le suceden.
  • Ajustar de nuevo las rutinas de sueño, horarios de comidas, alimentación…
  • Marcar límites con el uso de las nuevas tecnologías. Durante el verano seguro que han estado muchas horas disfrutando con ellas, por eso es necesario establecer tiempos de uso para evitar distracciones durante el curso escolar.
  • Planificar con el niño o la niña las actividades que va a realizar, preparar la mochila, el material escolar, los libros, …
  • Crear su espacio de estudio y estrenar algún material le ayuda a emprender el curso con más ilusión.

Los cambios de ciclo aumentan la incertidumbre, la falta de seguridad y, con ello, las dificultades de adaptación. Por ello es muy importante la motivación del profesorado y que los padres acompañen emocionalmente a sus hijos en este proceso, especialmente en estas primeras semanas de la vuelta al cole.

Tal vez el momento más difícil es para los padres que dejan por primera vez a su hijo en el colegio: la separación, las dudas, los llantos…todo esto es normal. No es un momento fácil. Es importante que mantengamos la calma. Pararse en la puerta, desearle un buen día, darle un beso e irse sin dar mayor importancia a su reacción. Despedirse con tranquilidad y una sonrisa. No es conveniente alargar la despedida ni dejarle dentro de la clase, esto puede llevar a un mayor incremento de los lloros o pataletas y repetir en el tiempo estas conductas. Tener la seguridad de que unos minutos más tarde estará jugando.

Por último, ¡paciencia y ánimo con este nuevo inicio de curso!

Una semana en Julio para reflexionar sobre los estudios universitarios

Si no tienes muy claro qué estudiar cuando termines el bachillerato, la universidad Francisco de Vitoria organiza en verano (del 2 al 13 de julio 2018) una nueva edición del Summer Campus UFV para alumnos de 4º ESO, 1º y 2º de bachillerato, con mucha información y alternativas sobre estudios universitarios.

Durante una semana se realizan diversas actividades de orientación preuniversitaria con información y talleres prácticos para contribuir y apoyar a los estudiante en su toma decisiones de tipo vocacional.

Si deseas más información y cómo qué hacer para inscribirse visita esta página: http://summercampusufv.es/

Trucos para estudiar mejor al final del curso

Estamos ya en la tercera evaluación y dentro de poco tenemos los exámenes de final de curso. ¡Que no cunda el pánico! Desde Colegio Alarcón, queremos compartir con vosotros estos consejos y tips que nos resultan muy útiles para mejorar nuestro método de estudio, y tal vez puedan interesaros también a vosotros cuando os enfrentéis a fechas límite para estudiar.

Este vídeo presenta 10 trucos o consejos para memorizar y mejorar la capacidad de estudiar. La memoria no es lo más importante para recabar conocimientos, pero sin duda es necesaria para guardar algún tipo de información. Échale un vistazo y tú decides si te parece útil.

Recursos para aprender a estudiar mejor:

También esta web, que creó un profesor de instituto de Móstoles (Madrid) ya hace un tiempo, tiene trucos y espacios para practicar habilidades que pueden resultar muy útiles para el estudio. Tú decides lo que te venga mejor:

Si con este enlace no entras en la web, entra en Google y busca Aprender a estudiar, te saldrá este enlace y si haces click sobre él deberías entrar sin problema.

Secured By miniOrange