10 meses, 10 valores

En el programa educativo 10 meses, 10 valores, cada mes tratamos un valor diferente. Toda la comunidad educativa del Colegio Alarcón aplica estos 10 valores de una persona en las aulas, mediante diferentes estrategias llevadas a cabo por los propios alumnos, y apoyados por el Departamento de Psicología y Orientación Educativa y por todos los docentes.

Participa en 10 valores de una persona

Os invitamos a que desde casa también participéis para promover estos 10 valores de una persona en vuestros hijos, ya que estos importantes valores ayudarán a nuestros niños y adolescentes a desenvolverse en un mundo diverso, donde la colaboración será clave para la convivencia ya sea en casa, en el colegio y más adelante en el trabajo.

La Tolerancia en los 10 valores de una persona corresponde al mes de Junio

JUNIO

TOLERANCIA

 

Promovemos la tolerancia como uno de los 10 valores de una persona, dado que es un ingrediente básico para la convivencia pacífica y armoniosa. Permite la escucha y aceptación de los distintos modos de ser y pensar de las personas, haciendo posible convivir en un mismo espacio a pesar de las diferencias.

 

Además de respeto y aceptación de la diversidad de cualquier tipo, la tolerancia necesita de una actitud positiva ante un mundo plural y complejo, así como un reconocimiento de que el diálogo es la forma de encuentro con las personas. En éste diálogo, la asertividad y la empatía son la llave para respetar y reconocer al otro.

 

Tolerar no es “aguantar” las diferencias, sino reconocerlas y celebrar la riqueza de la diversidad.

 

Hay muchos canales para transmitir, fomentar y promover este importante valor desde la familia. Aquí reflejamos diversas oportunidades para ello:

 

1.) Valorar el trabajo y la función de todos los que nos rodean. Escuchar sus ideas, anécdotas y opiniones.

2.) Aprender sobre cómo viven otras personas y qué cosas les interesan. Ser diferente no le hace a uno peor ni mejor que el resto de las personas, si no único y especial.

3.) Rechazar prejuicios injustos que descalifican a las personas.

4.) Crear vínculos con las personas del entorno: vecinos, compañeros, familiares…

5.) Reconocer que todas las personas son dignas y merecedoras de respeto. A veces pueden hacer comportamientos inadecuados, pero eso sólo es reprobable: la conducta, no la persona.

6.) Mostrar que en el mundo existen personas con formas variadas en el vestir, idioma, alimentación, forma de comer, color de piel, etc. y que nada de eso puede ser motivo de miedo ni de burla. Son expresiones distintas del ser humano.

7.) Enseñar con el propio ejemplo y el de otros, maneras de expresar el propio punto de vista sin herir los sentimientos de los demás, a través de la asertividad.

8.) Entablar contacto con la diversidad de nuestro entorno cercano: personas ancianas, enfermas, con discapacidad de cualquier tipo que merecen nuestro apoyo y respeto.

9.) Propiciar juegos y actividades que requieran compartir y compañerismo, enseñando a ganar y perder sin humillación.

10.) Favorecer la convivencia y el trato con otros niños, así practicarán el respeto por las diferencias, y podemos enseñarles a evitar peleas, burlas y motes entre ellos.

11.) Utilizar cuentos, relatos, anécdotas, incluso cortos de cine para ilustrar cómo ser tolerante, aceptar al otro y los beneficios que ello trae a todos.

 

El mundo sería un lugar mejor si todos fuésemos más tolerantes con el diferente, con el de otro país, con el de otra cultura, con el que habla otro idioma, con el que tiene otro color, con el que viste distinto o con el que tiene otras capacidades. Ayudemos a nuestros hijos a tener un mejor mundo que el nuestro.

La Responsabilidad en los 10 valores de una persona corresponde al mes des de Mayo

MAYO

RESPONSABILIDAD Y COMPROMISO

 

Ya vamos por la 8ª semana de confinamiento con «Alarcón en casa» y de nuevo os invitamos a que nos acompañéis en el programa 10 meses, 10 valores de una persona que este mes dedicamos al valor RESPONSABILIDAD y COMPROMISO.

 

¡Cuántas ocasiones habréis visto en estos días que vuestros hijos se comportan de forma responsable!, ¿verdad?

 

Queríamos ofreceros unos cuantos consejos para incrementar y fortalecer comportamientos que reflejen este importante valor en estos días y, desde luego, en cualquier etapa de su vida próxima y lejana. He aquí nuestra propuesta de decálogo:

 

1.) Establece normas en casa, básicas y presentadas de forma claras. Especifica las consecuencias de su cumplimiento e incumplimiento. Las normas ayudan a desarrollar la responsabilidad, organizando las tareas de acuerdo a la situación. Si un niño o niña cumple con las normas de casa, habrá mayor probabilidad de que crezca con el hábito de actuar responsablemente.

2.) Asigna tareas en casa de acuerdo a las capacidades de cada niño. Serán pequeñas obligaciones con la que experimentar y aprender la responsabilidad y el compromiso. Asegúrate de que cumple con sus pequeñas obligaciones y no las hagas tú si no las cumple. En este enlace puesde tener una guía de qué tareas se pueden hacer según la edad. Utiliza siempre un lenguaje comprensible y descriptivo para asignar una nueva tarea, que le ayude a saber qué y cómo tiene que hacerla. Si es necesario, al principio, proporcionarle instrucciones detalladas por pasos, con demostraciones concretas.

3.) Enséñale a esforzarse dejándole, en la medida de los posible, que haga las cosas por sí solo. Con ello se enfrentará a las dificultades naturales de la tarea y aprenderá el valor y la recompensa del esfuerzo.

4.) Háblale sobre los beneficios de la responsabilidad. Aprovecha cualquier circunstancia pertinente para contarle las ventajas de cumplir con los compromisos y las responsabilidades, así como de los efectos que tiene no actuar según lo que le corresponde a cada uno. Se pueden utilizar cuentos y relatos para hablar sobre estos temas.

5.) Dale cierta independencia en el día a día para que tenga espacio para decidir. La responsabilidad está muy relacionada con la autonomía. La autonomía también hace que tus hijos se sientan más seguros. Acepta que hagan las tareas de la manera más agradable para ellos.

6.) Deja que decida en diversas circunstancias, acorde con la edad, con tu ayuda y supervisión, para que experimente el proceso de pensamiento que implica decidir. Ten en cuenta sus opiniones. Por ejemplo, la ropa que llevar, los libros que leer, los juegos a realizar. Ayúdale a pensar por sí mismo, en vez de decirle lo que tiene que hacer. Fomenta el pensamiento lógico mediante preguntas abiertas que le hagan derivar por sí mismo la respuesta adecuada. Unas pista de cómo hacer este tipo de preguntas la puedes encontrar en este link.

7.) Felicita sus logros y mantente firme si tu hijo o hija no cumple sus obligaciones. Ayúdale cuando se equivoque o flaquee y no olvides reconocer sus méritos. Con ello aumentará la confianza en sí mismo y experimentará el valor del logro: la capacidad de conseguir lo que se proponen. Habla siempre de sus aciertos y fracasos de forma empática y constructiva.

8.) Enséñale a aprender de los errores. El aprendizaje y la incorporación de hábitos nuevos incluye siempre el error. Ayúdale a superar el malestar que le pueda generar no lograr su propósito y equivocarse. Hazle ver que sin error no se logra aprender y que el error enseña cómo no se han de hacer las cosas .

9.) Ten paciencia. No es extraño que en ocasiones existan incumplimientos o equivocaciones en sus responsabilidades. Indicale pacientemente, aunque ya lo hayas hecho otras veces, la manera adecuada de hacer la actividad y sé comprensivo con su posible frustración. También funciona muy bien realizar despacio una demostración de cómo se hace la tarea. Trata de conseguir que se calme, para adquirir confianza, y volver a intentar la tarea de nuevo.

10.) Sé un ejemplo. Los valores, como guía de conducta, se aprenden por observación e imitación. Habla con tu hijo o hija, según su edad, sobre las responsabilidades que tú mismo afrontas, así como las consecuencias favorables y negativas que tiene en vuestra vida y en la de los demás cumplir con los compromisos. Los padres somos modelos de referencia sobre cómo ser persona.

 

Nuestros hijos, siendo responsables y cumpliendo sus compromisos, construyen y refuerzan su identidad en la familia, su autoestima, autonomía e independencia. Los niños, los jóvenes, se sentirán así útiles porque aportan su esfuerzo y sus habilidades en la familia. El sentimiento de utilidad y pertenencia es un gran protector ante los avatares de la experiencia personal. Un gran bagaje para su vida independiente en el futuro.

La Creatividad en los 10 valores de una persona corresponde al mes de de Abril

ABRIL

CREATIVIDAD

 

Dentro de nuestro programa educativo 10 meses, 10 valores de una persona, estamos focalizándonos este mes en la Creatividad, como os anunciamos en la agenda semanal del pasado viernes.

 

Os proponemos las siguientes reflexiones y a algunos TIPS que os podrían venir bien para estimular y dar espacio a la Creatividad de vuestros hijos.

 

La creatividad a veces nos hace pensar en capacidades artísticas, pero eso es una reducción que no corresponde con su gran potencial. Se trata, en verdad, de una importantísima capacidad que tenemos todas las personas para resolver problemas nuevos, o para enfrentarnos a problemas viejos con nuevas estrategias.

 

Claro, como toda capacidad es necesario desarrollarla, estimularla y practicarla. Si no la has descubierto en ti y/o en tus hijos es porque está latente. Como todo, hay quien tiene más fortaleza que otros en esta área, pero es conveniente no solo incrementarla si no considerarla un valor primordial. Si se entrena y se valora desde la infancia, damos a nuestros hijos la oportunidad de que adultos sepan aplicar acciones creativas, es decir, nuevas, a situaciones que requieran de ello. Dados los tiempos cambiantes en que estamos, que requieren de nuestra capacidad de adaptación y de encontrar nuevas formas para seguir adelante, este valor en estos momentos se presenta como crucial, un importante recurso de superación y avance.

 

Cuanto más creativos sean nuestros hijos más flexibles, ingeniosos y más soluciones encontrarán a las situaciones atascadas que tendrán qe experimentar a lo largo de su vida. Mejor preparados estarán para superar con éxito obstáculos en la vida de distinto ámbito.

 

He aquí algunos puntos que os ayudarán a promover y facilitar la creatividad en casa:

 

1.) Ser modelos de creatividad. Compartir con vuestros hijos vuestro proceso de pensamiento para abordar una situación, acorde con su edad, que requiera una respuesta novedosa. Si verbalizas en alto las auto-preguntas en situaciones sencillas, que necesiten de este enfoque, le darás a tus hijos un referente que seguir en sus primeros pasos.
2.) Intentar ver las cosas desde otros puntos de vista, aceptar otras opiniones, estar abiertos, buscar siempre cosas nuevas o hacerlas de otra manera, aceptar el error, no tener miedo a equivocarse. Hay que intentar reducir las críticas y aumentar los comentarios positivos. Esto genera en tu hijo un entorno de seguridad y confianza, fundamental para muchas cosas, entre ellas su creatividad.
3.) Valorar la creatividad, tenerla como algo muy positivo. Reconocer las acciones novedosas en casa y animar a enfocar las situaciones con creatividad; es decir, con soluciones distintas y, por qué no, mejores.
4.) Adoptar un estilo parental flexible, no autoritario o sobreprotector. Estos últimos no contribuyen a generar el espacio para que afloren ideas creativas, que es lo mismo que decir flexibilidad, adaptación y solución propia de problemas. Para ser creativo los niños tienen que tener cierto margen de libertad, autonomía e independencia. ¿Cómo pueden desarrollar creatividad si se les está diciendo qué hacer y cómo hacerlo en todo momento? ¿o si les responden todas las preguntas?.
5.) Fomentar la creatividad respondiendo a alguna de sus preguntas con otras preguntas. Recomendamos plantear preguntas estimulantes, que ayuden a pensar: “¿Por qué el cielo es azul, mamá?” “Qué buena pregunta, ¿tú por qué crees que puede ser?” “¿Qué piensas tú?”.
6.) Conocer los talentos de tus hijos y reforzarlos. Evita, de todas maneras, agobiar y saturar con actividades y cursos porque ello puede generar jóvenes frustrados y desmotivados.
7.) Exponer a tus hijos desde pequeños a expresiones de creatividad: la cultura, la música, cualquier manifestación artística, libros, teatro, viajes, diversidad. Todo ello proporciona experiencias de apertura mental y formas distintas de pensar que alimentan su capacidad y la preparan para un mundo lleno de retos.
8.) Realizar actividades creativas en familia: organiza fiestas, cocina con ellos, inventa historias… pero sin pasarse. Deja espacio para que ellos creen sus propuestas. Hacer algo creativo es un fin en sí mismo, no hay que pensar en términos resultadistas. Lo importante es disfrutar.
9.) Permitir que tengan juego libre, imaginativo y no estructurado. No conviene que los niños tengan todo su tiempo dirigido, ni siquiera el del juego. Permite que se aburran para que ellos mismos decidan. Así se potencia la autonomía, motivación intrínseca, creatividad e imaginación.
10.) Proporcionar, si es posible, espacios en casa agradables y estimulantes. Por ejemplo, se puede crear una “zona de la creatividad” y/o dedicar un espacio de la casa a colgar dibujos y otras manifestaciones creativas. También ayuda mucho permitir a los niños tomar alguna decisión sobre la decoración de su cuarto, etc.

 

Los adolescentes están en un momento evolutivo en que la creatividad es una estupenda oportunidad para afrontar los nuevos retos que tienen que experimentar tanto a nivel social como en el aprendizaje. Para ellos, he aquí algunos puntos específicos.

 

1.) Permíteles que generen ideas personales sobre cualquier situación, incluso las más disparatadas. Habla de ellas. No las valores. Hazle preguntas que les ayuden a reflexionar y a hacer auto-valoraciones en sentido de pros y contras, ventajas y desventajas.
2.) Promueve la libertad de expresión, con respeto a todos, por supuesto. Enseña cómo expresar las opiniones de forma asertiva.
3.) Aborda en equipo las situaciones familiares que les puedan afectar. Dos/varias mentes piensan más que una. Las opiniones de todos enriquecen a la familia. Intenta hablar de problemas reales entre todos, buscando soluciones creativas, nuevas, que den valor y sean un modelo de evolución y adpatación.

 

Pues esto es lo que queríamos compartir con vosotros, familia. Os deseamos que estéis teniendo un feliz mes de la creatividad. Y como dijo Einstein:. «En momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento».

 

Cuidaros mucho y ¡¡¡adelante!!! Todos en casa y con creatividad afrontaremos algunas de las experiencias increíbles que estamos teniendo.

 

Si os apetece, aquí tenéis algunas referencia para ampliar ideas:

 

Claves para hacer la creatividad un hábito
Cómo usar las preguntas poderosas en la familia
Experimentos para los días de cole a distancia. Libro 1
Experimentos para los días de cole a distancia. Libro 2

El Respeto en los 10 valores de una persona corresponde al mes de de Marzo

MARZO

RESPETO

 

El mes de Marzo celebramos el valor del RESPETO en nuestro programa educativo que promociona a lo largo de 10 meses, 10 valores de una persona.

 

Básicamente, RESPETAR es actuar dándome cuenta de que no estoy solo y de que debo actuar prestando atención a cómo mi comportamiento afecta a los demás. La posibilidad de pensar sobre los «otros» es algo con lo que no se nace. Los niños pequeños no pueden hacerlo porque no tienen el suficiente nivel de maduración cognitivo-social. Es algo que hay que aprender. Y aprender significa también equivocarse y que me corrijan adecuadamente. Así se aprende.

 

A veces se confunde el respeto con buenos modales o amabilidad, pero el respeto es diferente. Es una actitud que nace del reconocimiento del valor de una persona, ya sea inherente o por otras características.

 

Desde muchos entornos de convivencia se aprenden las conductas necesarias para respetar a los demás. La familia es uno de ellos. Quizás el más importante por la significación emocional de las relaciones que en ella se establecen. El respeto no se explica, se muestra en pequeños y grandes detalles. También se pueden utilizar momentos familiares como ver algún programa de televisión para mostrar lo que es un comportamiento de respeto y lo que no es, comentandolo y ayudando a nuestros hijos a pensar en las necesidades y sentimientos de otras personas. Es un proceso que va madurando con el tiempo.

 

Os invitamos a acompañarnos durante este mes del respeto. Aquí os dejamos algunas propuestas para promover estas conductas en familia:

 

– Dejemos que los hijos tengan un espacio de intimidad para sus «secretos» o sus cosas personales. Hagamos que ellos respeten esos espacios del resto de miembros de la familia.

– Tengamos en cuenta sus gustos personales. Si éstos no van con la línea educativa que queremos mantener, hablar de ello desde la empatía y ofreciendo alternativas que puedan aceptar.

– Enseñar a tocar la puerta cuando se entra en un espacio personal: el dormitorio de los papás, de los abuelos, de los hijos, el despacho. Lugares donde se pueden hacer actividades privadas, en definitiva. Tanto los hijos mostrarán respeto haciendo este aviso de «voy a entrar». como los demás miembros de la familia lo deben hacer con ellos.

– Facilitar actividades en grupo dentro de la familia, compartiendo tiempo y responsabilidades. De esa manera los hijos tendrán la oportunidad de aprender a conocer y valorar el papel que cada uno tiene en el grupo familiar.

– Promover los juegos de intercambio de roles para que los miembros de la familia experimenten otras vivencias o necesidades.

– Aceptar y hablar con naturalidad de las diferencias entre los miembros de la familia y, en general, de las personas de nuestro entorno. Ayudarles a entender que las personas tenemos distintas necesidades, circunstancias y/o formas de pensar y que el respeto ayuda a la convivencia. La diversidad es propia de los grupos y los enriquece.

 

Con los niños más pequeño se pueden utilizar cuentos para hablar con ellos sobre el respeto. En esta página web hay algunos ejemplos de cuentos. Cualquier cuento que utilicemos con fines educativos conviene darle un toque personal, cambiando partes de la historia para enfatizar el mensaje que queremos trasladar. Pero no olvidemos que todos los valores, entre ellos el respeto, fundamentalmente se aprenden de lo que se ve y menos de lo que se oye.

 

¡¡¡Feliz mes del respeto a todos y celebremos las diferencias que nos enriquecen!!!

La ecología en los 10 valores de una persona corresponde al mes de de Febrero

FEBRERO

ECOLOGÍA

 

Estamos en el mes de la ECOLOGÍA, y dentro de nuestro programa educativo en el que a lo largo de 10 meses trabajamos los 10 valores de una persona, los alumnos de 6º de primaria serán los encargados en febrero de promover y animarnos a todos a tener comportamientos que cuidan nuestro entorno tanto natural como en el que desarrollamos las actividades de nuestro día a día.

 

Efectivamente, el enfoque que damos al valor ecología incluye por supuesto el cuidado de la naturaleza que nos rodea: nuestros parque y jardines, los bosques y todo lo que mantiene la vida, cualquier forma de vida. Además incluye la atención al entorno en que desarrollamos las actividades diarias: reciclar, ahorrar o no desperdiciar, cuidar para no tirar cosas a medio usar, etc. Todo ello a corto y medio plazo, como sabemos, también tiene impacto en nuestro entorno natural.

 

Pues bien, desde la familia os invitamos a acompañarnos a promover muchos gestos que contribuyen a mostrar que nos preocupa y cuidamos nuestro ambiente. He aquí algunas actividades que generan esta conciencia en todos los miembros de la familia:

 

1.) Realizar excursiones al aire libre y jugar a identificar las distintas especies que vamos encontrando. Aprender más sobre ellas con la ayuda de guías de campo infantiles o adaptadas a las familias.

2.) Visitar museos de historia natural, fundaciones o exposiciones para que podamos ver y sensibilizarnos de la gran diversidad de nuestro entorno.

3.) Acordar entre todos y hacer una lista de los hábitos que queréis cambiar o adquirir para ser más ecológicamente sostenibles. Por ejemplo ir al supermercado con bolsas reutilizables, no usar el coche si se puede ir andando o en bicicleta, etc.

4.) Realizar concursos familiares de adquisición de hábitos para un día a día más ecológicamente sostenible. Podéis hacer una tabla con todas las pautas que se os ocurran: apagar la luz cuando sales de la habitación, reciclar, no malgastar agua, etc. Así, cuando alguien sea “cazado” incumpliendo una pauta tendrá que «pagar una prenda» previamente acordada, tipo hacer alguna tarea extra de cuidado del entorno o similar.

5.) Organizar entre todos el rincón de reciclaje; hacer los carteles de los distintos contenedores con cartulinas y dibujar en ellos qué cosas van en cada uno. Así todos en la familia se sentirán parte de ello y aprenderán de manera fácil que va en cada contenedor.

6.) Realizar manualidades con material reutilizado. En páginas como Pinterest podéis encontrar infinidad de ideas para inspiraros en vuestra creaciones.

7.) Apuntarse a iniciativas sociales quea incentivan el reciclaje y la sostenibilidad.

8.) Acudir a cursos, jornadas o talleres de temas medioambientales para aprender juntos. Por ejemplo los que organiza los centro CREAS (Centro de Recursos de Educación Ambiental para la Sostenibilidad)

 

Estas son algunas propuestas, pero seguro que en vuestras familias tenéis ya otras en marcha. Se trata de que este mes hablemos un poco más de ello e intensifiquemos la conciencia de nuestro entorno. Con ello, los niños conocerán más su entorno para que así aprendan a cuidarlo, respetarlo y conservarlo para un futuro sostenible para todos.

 

¡¡¡Feliz mes del valor de la ecología en nuestra vida!!!

El optimismo en los 10 valores de una persona corresponde al mes de enero.

ENERO

OPTIMISMO

 

Estimadas familias. Acabamos de incorporarnos a las rutinas y este mes, en la continuación de programa educativo «10 meses, 10 valores», en donde promovemos 10 valores de una persona.

Este mes de Enero, lo vamos a dedicar al Optimismo, la actitud y capacidad de esperar o saber ver lo mejor o lo bueno de las cosas que nos pasan y que tenemos alrededor. En esta ocasión, los alumnos de 5º de primaria serán los encargados de promover este importante aspecto dentro de los 10 valores de una persona, para la felicidad y la alegría en todo el colegio, e irán a lo largo del mismo acompañados de su tutora.

 

Ser optimista no es engañarse y negar que las experiencias y las situaciones pueden a veces ser difíciles. Los pesimistas nunca mejoran las cosas ya que las dan por perdidas y creen que no hay nada que hacer. La persona optimista piensa que siempre es posible hacer algo para mejorar y tiende a ver el lado bueno de lo que acontece. Ello contribuye a su motivación y desarrollo personal. Por eso, el optimismo es un valor de una gran fuerza para el crecimiento personal e irradia ilusión y posibilidad de avance para uno mismo y para los demás.

 

Desde la familia también podéis acompañarnos en la promoción del Optimismo en nuestro entorno. Os damos unas cuantas ideas:

 

1.) Disfrutemos de las pequeñas cosas que se nos ofrece cada día.  De esta manera la alegría y el optimismo, que van de la mano, estarán más asequibles para vuestros hijos, frente a los logros que sólo se alcanzan a medio o largo plazo.

2.) Más que ver todas las cosas de color de «rosa», como se suele decir, veamos lo que tienen de «rosa» las cosas. El optimismo es una actitud positiva ante la vida y en casi todas las circunstancias hay una luz de oportunidad, algo que sirve y que nos aporta.

3.) Tengamos en casa un buen ambiente. A veces parece difícil, pero la llave es la comunicación asertiva y dar espacios para que esta comunicación aparezca. Por ello, hay que controlar los tiempos de la televisión, los video-juegos e incrementar más los espacios a compartir en casa; entre ellos, comer juntos y hablar del día a día buscando las cosas positivas que nos han pasado hoy. Las experiencias negativas las veremos como oportunidades de aprender.

4.) Hagamos planes en familia para realizar juntos: viajes, excursiones, salidas por la ciudad, de ocio, etc. Si nuestros hijos son mayores, que hagan sus propuestas y se llegue a un acuerdo. Son actividades que no sólo refuerzan el optimismo, sino también la unión familiar, disfrutando los unos de los otros.

5.) Ejercitemos el buen humor en casa: juguemos y riámonos con nuestros hijos en casa. El humor produce alegría y ésta nos permite ver lo bueno de las cosas. Hacer cosquillas, contar chistes, cualquier cosa que sepamos ayuda a relajar el ambiente y a disfrutar del momento.

6.) Digamos frecuentemente que les queremos. Ello contribuirá a su bienestar emocional y  tenderán a ver su vida y las cosas que les pasan de forma positiva.

7.) Reconozcamos las cosas buenas que hacen o logran los hijos y decírselo con frecuencia y de distintas maneras.

8.) Ayudemos a nuestro hijos a gestionar la frustración: de los errores también se aprende y las emociones negativas se pueden transformar, con un pensamiento más positivo y de posibilidad de cambio.

9.) Enseñemos a los niños a sobreponerse al desánimo y al negacionismo que les puede atrapar y hacerles infelices. Todas las cosas tienen su potencial positivo y hay que enseñarles a verlo, valorarlo y utilizarlo para su mejora.

10.) Demos ejemplo de optimismo con nuestra propio comportamiento, no sólo con palabras. El optimismo, como el pesimismo se contagian fácilmente. Veamos las cosas positivas que tiene vuestro día a día y hablemos de ello en casa con naturalidad.

 

Os animamos a acompañarnos en esta actitud. Veamos lo bonito de este mes de enero, que acabamos de comenzar tras unas buenas vacaciones, y que supone momentos de reencuentros, nuevas oportunidades y alegrías.

 

¡¡Feliz mes del Optimismo a toda la comunidad educativa del Colegio Alarcón!!

La sinceridad en los 10 valores de una persona corresponde al mes de Diciembre,

DICIEMBRE

SINCERIDAD

 

La sinceridad es uno de los 10 valores de una personas que tiene un peso crucial en la convivencia, pero tenemos también que ayudar a nuestros hijos a entender que en ocasiones puede ser un obstáculo para la misma. El derecho a la verdad tiene sus límites. La verdad es un gran valor dentro de una escala donde el amor a los demás, el respeto a la vida y a la seguridad están por encima de la conveniencia o la obligación de la verdad. Discernir este equilibrio no es fácil y los niños sólo lo aprenderán a través de nuestro ejemplo y nuestra guía. La equivocación en este proceso será una oportunidad para aprender.

 

Dos puntos importantes:

 

1.) Cualquiera no tiene derecho a exigir la verdad (atención al derecho a la intimidad).
2.) Se debe proteger siempre un bien superior: obligación de no difundir verdades que conozco pero que de saberse podrían causar un prejuicio a alguien. También existe el secreto profesional y otros tipos de información que requieren discreción.

 

Aquí os ponemos unos cuantos consejos para educar la sinceridad desde casa:

 

1.) Evita llamar a tu hijo mentiroso. Corrige que lo inadecuado es la mentira, no él o ella. Explica los efectos que tiene la falta de honestidad.
2.) Ayúdale a entender los distintos aspectos de los problemas en términos descriptivos y de consecuencias. Entender los qué y por qués genera un pensamiento reflexivo, crucial para el discernimiento de la pertinencia de la verdad.
3.) Fomenta el hábito de la sinceridad dentro de la familia promoviendo que cuente sus cosas del día a día, las que gusta y las que no, con naturalidad y comprensión.
4.) Elige el momento adecuado para corregirle cuando sea necesario: a solas, procurando no humillarle, dándole la posibilidad de reparar el daño y demostrándole que tienes confianza y seguridad en que va a mejorar.
5.) Enséñale otras opciones a la mentira: piensa con él o ella sobre ello.
6.) Edúcale en positivo. No estés pendiente de descubrir y castigar las posibles mentiras (actitud de desconfianza). Alaba sus actos de sinceridad. Crea un ambiente en que el niño no tenga miedo a ser rechazado o reprendido por no cumplir las expectativas.
7.) Responde con sinceridad a sus preguntas, sin evasivas y explicando según su edad.
8.) Se un ejemplo a imitar, las pequeñas mentiras del día a día de los adultos son observadas por los niños y posteriormente imitadas.

 

¡¡¡Feliz mes de la Sinceridad y que durante las fiestas navideñas tengamos todos unas sinceras alegrías y ganas de compartir!!!

El compañerismo y espíritu de equipo en los 10 valores de una persona corresponde al mes de Noviembre

NOVIEMBRE

COMPAÑERISMO Y ESPÍRITU DE EQUIPO

 

Este mes, en nuestro programa educativo 10 meses, 10 valores, trabajamos los valores de Compañerismo y Espíritu de Equipo.

 

Compartimos con vosotros algunos consejos para favorecer el compañerismo y la colaboración desde la familia en los 10 valores de una persona, que nos ayudarán a encauzar a nuestros hijos para mejorar su convicencia:

 

1. Evita la competitividad entre los miembros de la familia y promueve la cooperación y la ayuda mutua.
2. Trabaja la empatía con tus hijos. Además del ejemplo diario se pueden usar cuentos, juegos de roles y actividades que permitan ponerse en el lugar de otros.
3. Permite la solidaridad y ayuda a los demás, dedicando tiempo y atención a otras personas; por ejemplo, visitando abuelos, familiares o amigos enfermos, etc.
4. Promueve las relaciones informales entre los niños/adolescentes del entorno para que en un ambiente distendido (cumpleaños, excursiones, juegos, etc.) se creen vínculos afectivos.
5. Corrige inmediatamente las faltas de respeto, promoviendo la reflexión empática y la disculpa sincera.
6. Fomenta los buenos modales que facilitan un ambiente agradable y receptivo para un trato amable.
7. Asígnales tareas de organización del hogar en las que pueda colaborar y con las cuales vea que el trabajo en equipo en casa nos beneficia a todos. Los niños pueden asumir poco a poco tareas como recoger sus cosas, limpiar, ayudar en la cocina, cuidar plantas, recoger la basura, usar electrodomésticos, etc.

 

Para involucrar a los niños en las tareas del hogar:

 

a) enséñale cómo se hace mediante la demostración, no sólo con palabras;
b) ten paciencia: aprenderlas y hacerlas bien es un proceso. No le riñas si no le salen bien, enséñale cómo perfeccionarlas;
c) adapta la tarea a su edad: algunas requieren una serie de habilidades o capacidades que se desarrollarán con el tiempo.

 

¡Ánimo y a por el mes del Compañerismo y el Espíritu de Equipo. Buen mes de noviembre a todos!

El orden y trabajo bien hecho en los 10 valores de una persona corresponde al mes de octubre.

OCTUBRE

ORDEN Y TRABAJO BIEN HECHO

 

Dentro del programa de en el que tratamos 10 valores de una persona, este mes trabajaremos el Orden y el Trabajo bien Hecho. Os dejamos estos tips para trabajarlos desde casa:

 

1. Explica a tus hijos los beneficios que tiene colaborar todos en casa y que las cosas estén en su sitio y se hagan lo mejor posible.
2. Se el primero dando ejemplo de orden y trabajo bien hecho. Manifiesta que los errores sirven para darse cuenta en qué mejorar.
3. Asígnales tareas de orden según la edad. Claras y concretas.
4. Incrementa el nivel de exigencia de manera paulativa.
5. Trata que las tareas asignadas se conviertan en un hábito rutinario.
6. No realizar la tarea asignada debe implicar consecuencias razonables y anunciadas.
7. Cuando se esté instaurando una tarea de colaboración en casa es importante el empleo de refuerzo positivo y reconocimiento verbal.
8. Enséñales cómo hacer las cosas y recuerda que ayudarles no es hacer las cosas por ellos.

 

Si queréis convertiros en unos expertos en que vuestros hijos colaboren, recomendamos: Cómo hablar para que sus hijos le escuchen y cómo escuchar para que sus hijos le hablen, autoras: Adele Faber y Elaine Mazlish, editado por Medici.

 

¡Feliz mes del Orden y del Trabajo bien Hecho a todos!

La Cortesía y la amabilidad en los 10 valores de una persona corresponde al mes de de Septiembre

SEPTIEMBRE

CORTESÍA Y AMABILIDAD

 

Nuestro programa de educación en valores «10 meses, 10 valores» ha comenzado en este mes de septiembre centrado en el valor Cortesía y Amabilidad. A lo largo de estos 10 meses, iremos comentando los 10 valores de una persona que nos ayudarán en la vida y futuro de los hijos.

 

Hoy os proponemos algunos tips para vivirlos desde casa:

 

1. Habla con tus hijos de cómo te sientes cuando alguien es amable y cortés contigo.
2. Enséñales cuáles son las palabras que reflejan cortesía y amabilidad y utilízalas a menudo con tus hijos
3. Léeles cuentos sobre cortesía y amabilidad, preferiblemente antes de acostarse (por ejemplo este: «Daniel y las palabras mágicas». Si son mayores comenta alguna escena de película, serie o experiencia reciente que refleje estos valores
4. Pregúntale alguna vez, y antes de final de mes, qué cosas amables hacen sus compañeros con él o ella y cuáles hace con ellos.

 

¡Buen mes a todos de la cortesía y amabilidad!

Programa educativo 10 meses, 10 valores - Colegio Alarcón

Bachillerato Dual Americano - Academica High School
Certificado UNICEF - Centro referente en Educación en Derechos de Infancia
Distintivo Ecoembes - Red de Colegio Educa en ECO
Centro Certificado en Inteligencia Emocional
Centro de Exámenes Autorizado - Trinity College
Centro de Exámenes Autorizado - Cambridge

Programa educativo 10 meses, 10 valores - Colegio Alarcón

Certificado UNICEF - Centro referente en Educación en Derechos de Infancia
Centro de Exámenes Autorizado - Trinity College
Distintivo Ecoembes - Red de Colegio Educa en ECO
Bachillerato Dual Americano - Academica High School
Centro de Exámenes Autorizado - Cambridge
Centro Certificado en Inteligencia Emocional
Secured By miniOrange